aves silvestres, argentina, birdwatching, jujuy salto encantado, Misiones, cataratas, recursos naturales cuyo, arte rupestre tag foto 4 memoria, sitios, dictadura militar puerto madryn, delfines, patagonia patagonia, vinos misiones, selva, cataratas Buenos Aires, monumentos, turismo, tango América Latina, legados, política

El Parque Nacional Lihué Calel está ubicado al sur oeste de General Acha (120 km), en la región centro sur de la provincia de La Pampa.

Posee una superficie de 32.514 hectáreas que pertenecen a la ecorregión Monte de Llanuras y Mesetas, con parches de Espinal.

Lihué Calel era, en el pasado, territorio de los indios araucanos, que utilizaban el lugar como sector de reabastecimiento y espacio propicio para arrear el ganado.

Esta zona también formó parte de la Campaña del Desierto cuando el líder nativo Namuncurá intentó reorganizar sus tropas en las sierras, para luego darle batalla al ejército del General Levalle.
Lihué Calel era, en el pasado, territorio de los indios araucanos.

Con el tiempo se hizo extensiva la cría de ganado en la región, hasta que en 1943 las tierras de Lihué Calel fueron compradas por Luis Gallardo, hijo de un renombrado naturalista, quien instaló una gran casona.

Creación del Parque Nacional Lihué Calel.


Poco después, en 1964, el gobierno provincial expropió la estancia con miras a utilizar la zona para fines turísticos y en 1976 ceden las tierras al Gobierno Nacional. A partir de allí, a través del decreto 609 de ese mismo año, se creó el Parque Nacional para asegurar la conservación de la biodiversidad regional.

Ecosistema.


Las antiguas sierras de Lihué Calel, de origen volcánico y con apenas 590 metros en su cerro más elevado (Cerro de la Sociedad Científica), se erigen en un sector de la ecorregión de Monte de Mesetas y Llanuras.

Es una conformación única en un ambiente dominado por una vasta estepa aparentemente inhóspita en el centro sur de la provincia de La Pampa.

Clima.


Templado y seco, con gran amplitud térmica anual. Las temperaturas medias rondan los 7°C en invierno (con mínimas bajo cero) y los 24°C en verano (con máximas superiores a 40° C).



Hay unos 400 mm anuales de lluvia, concentrados en la época invernal, y heladas frecuentes entre principios de abril y mediados de octubre.

La temporada ideal para visitarlo es en primavera y a principios de otoño.

Fauna

Este auténtico oasis en medio de extensos jarillares encierra muchas sorpresas en lo que a fauna se refiere. Es lógico que así sea, porque el agua es más abundante que en las zonas aledañas y las sierras ofrecen un hábitat muy propicio para vertebrados e invertebrados. La abundancia de la flora genera riqueza de fauna, y ambos recursos se benefician por el microclima del Parque.
Los felinos, especialmente el puma (Puma concolor), encuentran refugio en el Parque.

Los felinos, especialmente el puma (Puma concolor), encuentran refugio en el Parque porque la caza furtiva en los campos de los alrededores se practica asiduamente. Junto al puma, hacen gala de su agilidad y prestancia tres gatos salvajes: el moro o yaguarundí (Herpailurus yaguarondi), el de pajonal (Lynchailurus pajeros) y el montés (Oncifelis geoffroyi).

Lihué Calel cuenta con especies que sólo están presentes en esta área protegida dentro del sistema nacional. Es el caso del pichiciego menor (Chlamyphorus truncatus), la comadrejita patagónica (Lestodelphys halli), el ratón variado pajizo (Akodon molinae) y el ratón cavador pampeano (Necromys obscurus).

En una situación especial se encontraría la rata vizcacha salinera (Tympanoctomys barrerae) que podría encontrarse en Lihué Calel, aunque esto requiere confirmación. Es probable su presencia en la zona recientemente anexada de Salitral Levalle.
Reserva Natural Lihue Calel auténtico oasis pampeano en medio de extensos jarillares.Haz Clic para Twittear
Es destacable la presencia del zorrino chico (Conepatus castaneus) sólo presente en este Parque y en el de Sierra de las Quijadas. Dos zorros, el gris chico (Dusicyon griseus) y el gris pampeano (Dusicyon gymnocercus) están en el área junto con el hurón menor (Galictis cuja). El guanaco (Lama guanicoe) ha encontrado en estas serranías un óptimo refugio, dado que su población se incrementó si se la compara con la que había en la época de creación del Parque. La mara (Dolichotis patagonum) es rara pero puede confirmarse su presencia en el Parque.

Varias especies de ratones, murciélagos (poco estudiados) y la vizcacha (Lagostomus maximus) completan la nómina de 27 especies de mamíferos de Lihué Calel.

Las aves cuentan con unas 150 especies en el área. Dos son exclusivas de esta unidad de conservación nacional: el canastero patagónico (Asthenes patagonica) y la viudita chica (Knipolegus hudsoni), de escasa distribución.

Entre las especies amenazadas figuran el águila coronada (Harpyhaliaetus coronatus), el halcón peregrino (Falco peregrinus), aunque está presente en muchas zonas protegidas, y el cardenal amarillo (Gubernatrix cristata).
El Águila Coronada está en peligro de extinción y no se sabe mucho de ella.

Doce rapaces de las dos familias que las representan en el país (Accipitridae y Falconidae) están en Lihué Calel. El inambú pálido (Nothura darwinii) también habita en Sierra de las Quijadas y la lechuza bataraz (Strix chacoensis) -poco común- se encarga de controlar las poblaciones de roedores, su principal alimento.

De la familia de los furnáridos cabe mencionar algunas especies no muy comunes, como el cachalote pardo (Pseudoseisura gutturalis), el ya nombrado canastero patagónico y la bandurria chaqueña (Ochetorhynchus certhioides). Las aves más comunes, que suelen merodear la zona del camping, son el gallito copetón (Rhinocrypta lanceolata) y el gallito arena (Teledromas fuscus) sólo protegidas aquí y en el P.N. Sierra de las Quijadas.



Los tiránidos, con 25 especies, están abundantemente representados. Algunas de esas especies son poco comunes, como la viudita chica (Knipolegus hudsoni), que es exclusiva de este Parque dentro del conjunto de áreas de jurisdicción nacional; el escaso piojito trinador (Serpophaga griseiceps), la monjita castaña (Xolmis rubetra), el gaucho chico (Agriornis murina) y el cachudito pico amarillo (Anairetes flavirostris). Dentro de la familia Emberizidae se destacan por ser poco abundantes el yal carbonero (Phrygilus carbonarius), la monterita canela (Poospiza ornata) y muchas especies más.

Los reptiles no escasean en Lihué Calel. Habitan en él varias especies de lagartijas, como Homonota whitii y Teius teyou y los lagartos colorado (Tupinambis rufescens) y overo (Tupinambis meridionae). Hay varias especies de ofidios, como la yarará ñata (Bothrops neuwiedi), la yarará o víbora de la cruz (Bothrops alternatus) y la falsa yarará (Lystrophis dorbignyi). Entre los anfibios están presentes Pleurodema nebulosa, Bufo arenarum (sapo común) y Odontophrynus occidentalis (una de las muchas especies llamadas escuerzos).

Flora.


El Parque Nacional Lihué Calel presenta un ambiente de características particulares, ya que la protección de las sierras y la presencia de varios arroyos lo diferencian claramente de la aridez del entorno.

El parque incluye una riqueza florística importante, con dos especies que sólo pueden encontrarse allí, (Gaillardia cabrerae y Adesmia lihuelensis) y otra especie, Grindelia covasii, endémica de La Pampa y Río Negro, con la población más importante dentro del PNLC. Casi el 60% de la flora de La Pampa está representado en el mismo.
La margarita pampeana (Gaillardia cabrerae) es una especie endémica de las sierras de Lihué Calel .


Esta publicación presenta una selección de las plantas más comunes y típicas presentes en el Parque Nacional. Se proporciona información detallada de las mismas, lo que les permitirá reconocerlas a los visitantes del Parque.

El objetivo de esta publicación es ampliar la tarea que se viene realizando desde la Subsecretaría de Ecología con el fin de conocer y proteger nuestra flora, fauna, agua, suelo y aire.
Leer también: Los valores culturales de la Reserva Natural Lihue Calel.
Estamos convencidos de que la educación es uno de los mejores medios para conseguirlo y esta es una nueva herramienta en pos del conocimiento de lo nuestro.

Esta educación que proponemos implica una modificación de hábitos que causan daño al ambiente.

Para ello es necesario comprender que si se mantienen comportamientos perjudiciales hacia el mismo, se pierde la oportunidad de tener una mejor calidad de vida por el deterioro progresivo de sus condiciones. Entender esto no es poco. Es un trabajo que debemos hacer entre todos y a ello los convoco.
Inscribete a mi feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:
rss-icon-feed5

Ultimos artículos publicados

Mi Ping en TotalPing.com Más tráfico para tu blog follow us in feedly