aves silvestres, argentina, birdwatching, jujuy salto encantado, Misiones, cataratas, recursos naturales cuyo, arte rupestre tag foto 4 memoria, sitios, dictadura militar puerto madryn, delfines, patagonia patagonia, vinos misiones, selva, cataratas Buenos Aires, monumentos, turismo, tango América Latina, legados, política
Mostrando entradas con la etiqueta Santiago del Estero. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Santiago del Estero. Mostrar todas las entradas

1.- Turismo aventura en San Juan, Argentina

Turismo aventura en San Juan, Argentina

La provincia de San Juan es conocida por su Valle de la Luna, y su ruta del vino. Pero su diversidad geográfica -montañas, valles, quebradas, desiertos y diques- y un clima soleado casi todo el año, la han convertido además, en destino destacado para la práctica del  turismo  aventura.  San Juan, por ser una provincia dominada netamente por atractivos naturales, es el escenario ideal para la

Leer el resto del artículo ... »

El Noroeste argentino es una de las regiones más ricas que posee la Argentina, ya sea por la conjugación de culturas milenarias y naturaleza, así como por los infinitos atractivos turísticos relacionados con la historia, la arqueología y la aventura. Para descubrir algunas de sus más importantes riquezas, una de las opciones recomendadas es armar un circuito verde por sus Parques Nacionales.

El Parque Nacional Campo de Los Alisos, en la provincia de Tucumán; el Parque Nacional Copo, en Santiago del Estero; los Parques Nacionales Baritú, El Rey y Los Cardones, en Salta; y, el Parque Nacional Calilegua, en Jujuy, son las seis áreas protegidas más destacadas de la región.

En cada una de ellas, el viajero encuentra una rica biodiversidad, excursiones de ecoturismo, cabalgatas y una amplia infraestructura de servicios

infografia_jujuy

Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:

1.- Pueblos originarios de la Patagonia: cultura mapuche y araucana.
mapuche_mapEran de estatura alta y cabeza más bien alargada, que solían desformar artificialmente en los bebes. Su forma de vida era nómade y su principal alimento lo obtenían del guanaco y del ñandú, a los que cazaban con arcos, flechas y boleadoras. También recolectaban raíces y semillas y preparaban bebidas alcohólicas. Vivían en toldos de pieles y su vestido era el quillango, manta confeccionada con piel del guanaco con los pelos hacia adentro. Lo adornaban por afuera con dibujos geométricos. Se sujetaban el pelo con una vincha y calzaban mocasines de cuero. También solían pintarse la cara según las ocasiones. A partir del siglo XVI los Mapuches o araucanos fueron penetrando desde Chile y de a poco se fueron extendiendo por la Patagonia y las pampas argentinas. Los Puelches se fueron fusionando con ellos tomando sus costumbres y su lengua. 


2.- Por la Puna, entre salares, ruinas y bellezas naturales.

Importante poblado del Circuito Andino, el pequeño San Antonio de los Cobres persiste en el extremo noroeste de la provincia de Salta, posicionándose como el centro urbano más elevado de todo el país. Se trata de un típico pueblo de la Puna salteña, el cual debe su reconocimiento a la condición de parada del mencionado Tren a las Nubes, que viniendo desde la capital provincial llega hasta el Viaducto La Polvorilla. Para el hombre, la Puna es un ambiente hostil: la altura es sinónimo de baja presión atmosférica y por tanto de menor cantidad de oxígeno en el aire. No obstante, la atracción de los Cobres compensa de sobra el apunamiento o soroche, como se le llama en la zona. El pueblo se ofrece con todo su esplendor de leyenda y riqueza mineral, en tanto la fisonomía indígena atrapa con su arquitectura sencilla y el paisaje circundante asombra al visitante. 


3.- Los dinosaurios de la patagonia argentina.
El "CAROLINII", considerado el Dinosaurio carnívoro más grande del mundo, supera en tamaño al famoso Tyranosaurus Rex. Fue descubierto en julio de 1993 por Rubén Darío Carolini, actual Director del Museo Municipal de Villa El Chocón, en una antigua laguna ubicada 18 km. al sur de Villa El Chocón.
Se ha rescatado el 80% del material fósil del ejemplar, que se conserva en estado óptimo. Se trata de un carnívoro con extremidades delanteras reducidas, de andar bípedo y con tres dedos en cada pata. Medía 13,5 m de largo y su cadera podía alcanzar 4,6 m. Se calcula que en vida pesaba alrededor de 9500 kg. Su cabeza medía 2 m. y su diente más largo, 21 cm. Este ejemplar pertenece al Cretácico Medio de la Era Mesozoica y habitó el área de Plaza Huincul hace 90 millones de años.



4.- Cerro Aconcagua, el pico más alto de América y al mismo tiempo el más alto del mundo fuera de Asia.
La montaña se yergue con 6962 metros de altura. Al norte y al este limita con el Valle de las Vacas y al oeste y al sur con el Valle de los Horcones inferior. Varios glaciares atraviesan sus laderas; los más importantes son el glaciar nororiental o polaco y el del este o inglés. Se encuentra dentro del Parque provincial Aconcagua, y es una montaña muy frecuentada por andinistas de todo el mundo. Estudios geológicos sitúan la elevación del Aconcagua en la edad Permotriásica, unos 200 a 280 millones de años atrás. La montaña fue creada por la subducción de la placa de Nazca debajo de la placa Sudamericana durante la orogenia andina (terciaria, por lo tanto geológicamente reciente). El origen de su nombre no está claro: se discute si viene del araucano o mapudungun Aconca-Hue o del Quechua Ackon Cahuak. Este último nombre significa "Centinela de Piedra".


5.- Lagos y lagunas para quienes gustan de la naturaleza pura.

Para quienes gustan de la naturaleza pura, la República Argentina ofrece entre sus alternativas más atractivas una gran variedad de lagos y lagunas de las más diversas características. Así puede encontrarse aguas en múltiples tonos azulados y verdosos rodeadas de exuberante vegetación, montañas, volcanes, ríos, arroyos y cascadas que constituyen paraísos imperdibles.Los amantes de la pesca están de parabienes con la gran cantidad de lugares donde pueden obtenerse preciosos ejemplares de truchas, salmones, surubíes, dorados, pejerreyes y tantos otros que abundan en los lagos, lagunas y ríos de todo el país.Cada lago tiene su encanto, y su fisonomía difiere en cada estación del año.


6.- El Parque Nacional Copo se destaca por su alto valor en biodiversidad, buen estado de conservación y escasa ocupación humana.
copo_logoEl Parque Nacional Copo se ubica en el extremo nordeste de la provincia de Santiago del Estero, Argentina. Fue creado en 1998, aunque la zona era un área protegida desde 1968 bajo la forma de Reserva Natural; y a partir de 1993 como Parque Provincial. Posee 114.250 ha, que serán ampliadas mediante el anexo de un Parque Provincial.El Parque representa un área de conservación para el quebracho colorado santiagueño, cuyos bosques han sido talados en forma indiscriminada durante el siglo XX, para la obtención de madera y de tanino.


7.- Costa Atlántica 1.200 km de playas para elegir.

Al Norte de San Clemente del Tuyú vale la pena visitar la Reserva Natural Punta Rasa, donde las aguas del Río de la Plata desembocan en el océano Atlántico. En esta reserva se alojan miles de aves migratorias que hacen escala en su largo viaje desde el Hemisferio Norte. Muy cerca de allí, el Faro de San Antonio invita a subir con un elevador a la cima para ver el relieve de la Bahía de Samborombón y una panorámica de los balnearios cercanos. El complejo de termas marinas del Parque Bahía Aventura es único en el país por sus aguas medicinales que provienen del océano.


8.- Áreas naturales protegidas de Argentina: Parques Nacionales y Reservas Naturales. 
La República Argentina cuenta con parques y reservas naturales que pertenecen al Estado Nacional Argentino y que, por tanto, son patrimonio de todos los ciudadanos argentinos, formando un sistema nacional de áreas protegidas por ley. Aunque la cantidad de Parques Nacionales, reservas naturales y Monumentos Naturales es numerosa, la cifra aún puede incrementarse dado que existen sitios de gran valor paisajístico natural, o de gran valor ecológico natural, o ambas cuestiones a la vez, que les ameritan para ser integrados dentro del sistema nacional argentino de áreas protegidas. Incluso este sistema puede involucrar áreas culturales (con más precisión: arqueológicas —como laCuevas de Las Manos-, històricas o de otro tipo).


9.- Parque Nacional Quebrada del Condorito mágico rincón natural de 40.000 hectáreas.

El Parque Nacional Qurebrada del Condorito es el primer Parque Nacional en la provincia de Córdoba, creado en 1996 con el objetivo de proteger la naciente de las cuencas hídricas, de vital importancia en el territorio, y para la conservación del hábitat de reproducción del cóndor andino. Ubicado al oeste de la provincia de Córdoba, abarca una parte de la Pampa de Achala (entre los 1900 y 2300 metros de altura) y las quebradas lindantes sobre el cordón central de las sierras grandes cordobesas.


10.- Suipacha, tierra de quesos: un nuevo itinerario guiado abre la puerta a la rica tradición láctea de la provincia de Buenos Aires.

Los años, el ferrocarril, el progreso y la llegada de los inmigrantes –vascos primero, pero después también numerosos irlandeses– terminaron de forjar la fisonomía de esta zona rural que hoy expresa lo mejor de sí misma en su tradición lechera. Una tradición que supo de vaivenes y altibajos: Suipacha no es un mundo aparte, sino un “botón de muestra” bien representativo de los pueblos del campo argentino. Como tal, también sabe de agudizar el ingenio, y a mediados de 2008 –cuando la sequía y la crisis económica internacional echaban sombra sobre la pampa– se puso manos a la obra y dio vida a una iniciativa que unió turismo y producción: es la flamante y tentadora Ruta del Queso.


Búsqueda personalizada

 
Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:
news1

INFRAESTRUCTURA.

Coronel Moldes: Pueblo fundado poco tiempo después de la Ciudad de SALTA. Se destaca la iglesia parroquial, muy antigua. A lo largo del río Pasaje o Juramento se practica la pesca deportiva del pejerrey y del dorado. En los cerros circundantes se puede practicar la caza.

El Carril: Típico pueblo del Valle de Lerma

Dique Cabra Corral: un lugar de imponderable atractivo turístico, apto para el desarrollo de deporte náuticos,

Cafayate: Flanqueada por ríos y dentro de un cinturón de viñedos, se alza Cafayate con sus casas de una planta entre colonial y barroco del fin de siglo XIX. Su amplia plaza céntrica, tiene al oeste la iglesia parroquial y el edificio municipal.

La bodega "La Rosa": Es uno de los establecimientos donde se procesan los tradicionales vinos de la región.

Chicoana: Enclavada en medio del Valle de Lerma, rodeada por la inmensidad de los cerros, duerme un sueño de siglos. Chicoana, cabecera del departamento homónimo, se encuentra a 35 km al sudoeste de Salta. Hoy este pujante pueblo es centro turístico importante, contando con hostería, restaurante y estación de servicio.

El Viaducto La Polvorilla: Dentro del Circuito Andino es una monumental obra de ingeniería.

La ciudad de Metan: Dentro del Circuito Sur, se caracteriza por su actividad agrícola y ganadera.

Rosario de la Frontera: Ciudad de gran importancia económica por su producción agrícola, especialmente legumbres.


Tren a las nubes: De todas las atracciones turísticas de Salta, quizá la más emblemática sea el viaje en el Tren a las Nubes. Su bien ganada fama mundial se afirma tanto en la indescriptible belleza de los paisajes por los que discurre la vía férrea, como en la maravillosa obra de ingeniería -única en el mundo- que constituye el trazado ferroviario. El Tren a las Nubes asciende a través de inolvidables parajes andinos, entre las nubes, hasta llegar al Viaducto La Polvorilla, a 4.200 metros de altura sobre el nivel del mar.

Iruya: Entre montañas y dormido en el tiempo, Iruya es un pueblo de ensueño. Su iglesia, sus casas y empinadas callecitas de piedra hablan de las formas típicas de la vida de su gente, resguardándolo del fragor de las grandes ciudades, pero con todo el confort en su hostería.

Ciudad de Salta: Colonial y moderna, siempre segura y acogedora, la ciudad de Salta atrae todo el año a miles de visitantes. Su calidez y tranquilidad, la atractiva fisonomía hispánica de sus calles sobre el verdor de sus cerros circundantes, y las bondades de su clima templado, dan marco a las más variadas actividades: el paseo histórico por sus casonas, templos y museos, la degustación de manjares típicos, o el disfrute de sus alrededores, donde la naturaleza ya comienza a deslumbrar, o el esparcimiento nocturno en sus prestigiosas peñas folclóricas o modernas discotecas.

La villa veraniega San Lorenzo: un lugar elegido por turistas y salteños para disfrutar de los múltiples servicios que ofrece la hotelería, la gastronomía y el turismo.
Las casonas antiguas mezcladas con las modernas dan un toque de paz al convocar al silencio y la serenidad. La exuberante selva y el fresco arroyo de aguas cristalinas que atraviesan las faldas montañosas de la Quebrada de San Lorenzo proponen una alternativa placentera, al alternar naturaleza y ciudad.

El Dique Campo Alegre: Es ideal para la práctica de deportes náuticos, pesca deportiva, campamentos y cabalgatas, entre otras actividades recreativas y deportivas.

ATRACTIVO NATURAL.

INFRAESTRUCTURA.


Coronel Moldes: Pueblo fundado poco tiempo después de la Ciudad de SALTA. Se destaca la iglesia parroquial, muy antigua. A lo largo del río Pasaje o Juramento se practica la pesca deportiva del pejerrey y del dorado. En los cerros circundantes se puede practicar la caza.

El Carril: Típico pueblo del Valle de Lerma

Dique Cabra Corral: un lugar de imponderable atractivo turístico, apto para el desarrollo de deporte náuticos,

Cafayate: Flanqueada por ríos y dentro de un cinturón de viñedos, se alza Cafayate con sus casas de una planta entre colonial y barroco del fin de siglo XIX. Su amplia plaza céntrica, tiene al oeste la iglesia parroquial y el edificio municipal.

La bodega "La Rosa": Es uno de los establecimientos donde se procesan los tradicionales vinos de la región.

Chicoana: Enclavada en medio del Valle de Lerma, rodeada por la inmensidad de los cerros, duerme un sueño de siglos. Chicoana, cabecera del departamento homónimo, se encuentra a 35 km al sudoeste de Salta. Hoy este pujante pueblo es centro turístico importante, contando con hostería, restaurante y estación de servicio.

El Viaducto La Polvorilla: Dentro del Circuito Andino es una monumental obra de ingeniería.

La ciudad de Metan: Dentro del Circuito Sur, se caracteriza por su actividad agrícola y ganadera.

Rosario de la Frontera: Ciudad de gran importancia económica por su producción agrícola, especialmente legumbres.

Tren a las nubes: De todas las atracciones turísticas de Salta, quizá la más emblemática sea el viaje en el Tren a las Nubes. Su bien ganada fama mundial se afirma tanto en la indescriptible belleza de los paisajes por los que discurre la vía férrea, como en la maravillosa obra de ingeniería -única en el mundo- que constituye el trazado ferroviario. El Tren a las Nubes asciende a través de inolvidables parajes andinos, entre las nubes, hasta llegar al Viaducto La Polvorilla, a 4.200 metros de altura sobre el nivel del mar.

Iruya: Entre montañas y dormido en el tiempo, Iruya es un pueblo de ensueño. Su iglesia, sus casas y empinadas callecitas de piedra hablan de las formas típicas de la vida de su gente, resguardándolo del fragor de las grandes ciudades, pero con todo el confort en su hostería.

Ciudad de Salta: Colonial y moderna, siempre segura y acogedora, la ciudad de Salta atrae todo el año a miles de visitantes. Su calidez y tranquilidad, la atractiva fisonomía hispánica de sus calles sobre el verdor de sus cerros circundantes, y las bondades de su clima templado, dan marco a las más variadas actividades: el paseo histórico por sus casonas, templos y museos, la degustación de manjares típicos, o el disfrute de sus alrededores, donde la naturaleza ya comienza a deslumbrar, o el esparcimiento nocturno en sus prestigiosas peñas folclóricas o modernas discotecas.
La villa veraniega San Lorenzo: un lugar elegido por turistas y salteños para disfrutar de los múltiples servicios que ofrece la hotelería, la gastronomía y el turismo.
Las casonas antiguas mezcladas con las modernas dan un toque de paz al convocar al silencio y la serenidad. La exuberante selva y el fresco arroyo de aguas cristalinas que atraviesan las faldas montañosas de la Quebrada de San Lorenzo proponen una alternativa placentera, al alternar naturaleza y ciudad.

El Dique Campo Alegre: Es ideal para la práctica de deportes náuticos, pesca deportiva, campamentos y cabalgatas, entre otras actividades recreativas y deportivas.

ATRACTIVO NATURAL.

ATRACTIVO NATURAL SIN INFRAESTRUCTURA.

Yacochuya: Un lugar de incomparable belleza donde se encontraran hermosos jardines, un lago con profuso y verde marco de exuberancia vegetal.

Quebrada de Escoipe: Entrando a la quebrada del río Escoipe, se encuentra la población del mismo nombre, a 57 km de la ciudad de Salta. Este es un valle agrícola con cerros multicolores, vegetación exuberante y tierras rojizas.

Los Laureles: Paraje que bordea la amplia playa del río, ubicada en la quebrada homónima, que invita al descanso y al esparcimiento.

Parque Nacional Baritu: El Parque Nacional Baritu se encuentra ubicado en el Departamento Santa Victoria, al noroeste de Salta y junto al limite con Bolivia. Llegar a Baritu es todavía muy difícil, ya que no hay rutas en la zona. La única forma de llegar al Parque es a lomo de mula o a pie, remontando el río Pescado.

Para ello se necesita el acompañamiento de un poblador del lugar ya que es fácil perderse. Este aislamiento hizo que el ambiente natural se mantuviera intacto en Baritu.
Parque Nacional Los Cardones: Se encuentra ubicado en el centro-sur de la provincia de Salta. El ambiente corresponde a los cerros y quebradas que bordean la Puna. Si bien el clima es árido, hay sectores con climas distintos, relacionados con la orientación de los cordones montañosos.

Aun no están organizados los servicios dentro del parque. Este lugar es ideal para hacer caminatas y tomar fotografías.

La Quebrada de San Lorenzo: Es una reserva natural municipal que representa al ambiente fitogeográfico de Las Yungas o Los Yungas, distrito de la selva montaña. En Argentina solo existen 250 kilómetros de este tipo de selva, que van desde la provincia de Tucumán hasta el límite con Bolivia.

ATRACTIVO NATURAL CON INFRAESTRUCTURA.


parque nacional el rey yungas


Brealito: A 41 km de Molinos (28 km de carretera y 13 de huella) se halla la laguna de Brealito, un lugar apto para la pesca deportiva del pejerrey. Existe un camping.

Parque Nacional El Rey: Se encuentra ubicado en el Departamento de Anta, a unos 200 km al este de Salta. El Parque se encuentra enclavado en un fértil y amplio valle en forma de herradura, enmarcado por las altas sierras de la Cuesta del Gallo, por el oeste, y la del Piquete, por el este. Tiene una extensión de unas 45.000 manzanas. Los turistas pueden alojarse en una hostería o bien en el camping que se encuentra a orillas del Arroyo de la Sala.

Aguas termales "Rosario de la Frontera": Aguas termales cuya fama trascendió nuestra frontera. Este centro cuenta con un hotel permitiendo aprovechar los beneficios terapéuticos de sus aguas.

ATRACTIVO HISTÓRICO-CULTURAL.

MUSEOS.

El Museo Pajarito Velarde: Es una vieja casona que recibió cotidianamente en sus mejores épocas a poetas como Manuel J. Castilla y Juan Carlos Dávalos. Su dueño, el entrañable Pajarito Velarde, les abría su casa con gran amistad y cariño, y supo entablar amistad con personajes como Jorge Luis Borges y Carlos Gardel. Aquí se exhiben colecciones de pintura, muebles, armas, instrumentos musicales y otras reliquias del paso de los que la visitaron.

Museo y Biblioteca "Domingo Faustino Sarmiento": Colecciones de arqueología y folklore regional.

Museo de Arqueología Calchaquí: Artesanía indígena correspondiente a las distintas culturas aborígenes que habitaron los valles calchaquíes en la época prehispánica.

Museo Colonial Histórico y de Bellas Artes: Cuadros, muebles, armas, instrumentos indígenas, obras artísticas y documentos.

Museos de Ciencias Naturales: Colecciones de biología, geología y arqueología.

Museo Histórico del Norte: Historia, numismática, arqueología, armas, iconografía, arte religioso, artesanías y carruajes vinculados al pasado histórico de la provincia.

Museo "Presidente José Evaristo Uriburu": Objetos que pertenecieron a la familia Uriburu y a los generales San Martín y Álvarez de Arenales, armas y documentos de los generales Belgrano y Alvarado, piezas numismáticas, arqueológicas, libros y objetos varios.

ATRACTIVO HISTÓRICO.

ATRACTIVO HISTÓRICO CON INFRAESTRUCTURA.

Valles Calchaquíes.


Ampascachi: A 5 km de Coronel Moldes, se encuentra esta cautivante y hermosa localidad que fuera asiento de una antigua tribu indígena.

La Viña: En este lugar los jesuitas en el siglo XVII cultivaron los primeros viñedos de la zona. Es el paso obligado para unir Salta con los Valles Calchaquíes. Se puede observar viejas casonas que bordean la plaza principal y la antigua iglesia.

Finca El Carmen: donde se conserva un trapiche que data del siglo pasado, único símbolo tal vez, de los ricos viñedos que paulatinamente fueron desapareciendo.

Ciudad de Quilmes: Una ciudad indígena; construida en el cerro Alto del Rey.

San Carlos: A 24 km al norte de Cafayate, se encuentra esta antigua población con amplias viviendas coloniales y calles angostas. Allí se fundaron varias ciudades que destruyeron los indios. Los jesuitas establecieron la Misión de San Carlos, que dio origen al actual pueblo. Se conserva la iglesia de San Carlos (monumento histórico)

El Cabildo: conserva aún su estructura original y los vestigios de la historia transcurrida en sus muros. Aunque sufrió varias modificaciones es el más completo y mejor conservado de la Argentina. Funcionan allí, dos museos con colecciones que permiten apreciar parte del pasado histórico y artístico de la provincia.

La Catedral Basílica de Salta: Su estructura fue iniciada en 1858. Es considerada uno de los templos más bellos de Argentina. De la sobrecogedora decoración interior, simétrica y suntuosa se destaca la ornamentación en oro y el soberbio altar. El Panteón de las Glorias del Norte guarda los restos del general Martín Miguel de Güemes, entre otros próceres nacionales.

La Iglesia y Convento de San Francisco: Edificado en 1625 fue reformado hasta 1882, cuando se inauguró la torre que acompaña al templo, una de las más altas de Sudamérica con 53 metros de altura. El templo conserva valiosas obras artísticas, además de un pequeño museo. La biblioteca del convento tiene documentos y magníficos incunables.

El Convento San Bernardo: Fue en principio Ermita de San Bernardo, patrono de Salta en sus albores. En 1846 se convirtió en el actual monasterio con el nombre de Nuevo Carmelo de San Bernardo. Su portal de madera de algarrobo fue completamente tallado por aborígenes en 1762 y colocado en 1845.

Finca La Cruz: Es la casa fuerte del general Güemes y lugar de adiestramiento de las milicias gauchas. En 1941 fue declarado monumento histórico nacional. Allí, funciona un Museo de la Vida Rural. Ernesto Gorena (61) vive desde hace 21 años en Finca La Cruz. Es el cuidador del museo y guía autodidacta de turistas y salteños que llegan al lugar.

Santa Rosa de Tastil: Considerada uno de los principales centros urbanos prehistóricos de Sudamérica. Aquí encontrara impresionantes ruinas arqueológicas.

ATRACTIVO HISTÓRICO SIN INFRAESTRUCTURA.


La Iglesia de la Merced: Es uno de los templos que manifiestan su historia en pleno centro de la ciudad. En su interior se encuentra la cruz que hizo colocar el general Manuel Belgrano, otro héroe de la independencia, en el Campo de Honor, donde yacen los caídos de ambos mandos en la batalla del 20 de Febrero de 1813.

Cerillos: Lugar histórico donde se firmo el Pacto de los Cerrillos. A solo 15 km de Salta

Santuario del Señor de Sumalao: histórico santuario en el que oraron los patriotas de nuestra Independencia.

Quebrada de las Conchas: Es antesala de los Valles Calchaquíes. El camino atraviesa antiguos caseríos, como las Ruinas del Quitilipi; las Curtiembres, con algunas casas de adobe; las abritas; el carrizal y casa enterradas, antiguas viviendas semisepultadas. La erosión eólica, ha formado una sucesión de caprichos naturales dándoles diversas formas como el Anfiteatro, el Fraile, Casa de los Loros, el Obelisco y los Castillos. Se encuentran los medanos, que son formaciones de arena blanca y fina.

San Isidro: Se hallan cuevas con pinturas rupestres.

San Antonio: En este lugar se hallan pinturas rupestres.

Tolombón: Ruinas de una población fortificada que data de tiempos precolombinos.

Molinos: Es una población serrana de los Valles Calchaquíes, fundada a mediados del siglo XVII, en la confluencia de los ríos Humanan y Luracatao, que forman el Molino. Su trazado es irregular, con casas de adobe y tejados de tierra, con galerías y pórticos. Se destaca la iglesia parroquial, monumento histórico, construida en 1639, donde reposan los restos momificados del último gobernador realista Dn. Nicolás Severo de Isasmendi. A 8 km, se encuentran las ruinas indígenas de la tribu de los Chicoanas de la época prehispánica.

Cachi: un pueblo preexistente a la dominación española. Allí habitaban los indios Chicoanas. La población se levanta en la confluencia de los ríos Cachi y Calchaqui; conserva viejas casonas alineadas sobre calles estrechas; puede visitarse la iglesia parroquial del siglo XVIII y el museo antropológico. Es posible realizar excursiones a Cachi Adentro a 6 km, lugar de hermosos paisajes y arroyos torrentosos; al paraje denominado Las Pailas, donde hay restos de civilizaciones precolombinas.

Payogasta: Sobre una inmensa pampa, se yergue esta antigua población de origen indígena cuyo nombre significa "pueblo blanquecino", circundada por lejanas serranías.

Recta de Tin Tin: Es una recta de 19 km, trazada a unos 3000 mt de altura, por los nativos, valiéndose de fogatas a modo de jalones; tiene la perfección que hoy nos da la tecnología moderna con sus aparatos de precisión.

Posta de Yatasto: Es el lugar donde se reunieron los Generales San Martín, Belgrano y Güemes, hoy declarado Monumento Histórico Nacional.

Ruinas Arqueológicas: Dentro del Parque Nacional Los Cardones se observar las ruinas arqueológicas y las pinturas rupestres que encierran sus misteriosos cerros.

Monumento a Güemes: Salta cumplió con el General Martín Miguel de Güemes, en reconocimiento por su entrega en la defensa de la frontera norte de la Patria, erigiéndole un monumento que glorifica su memoria. La construcción de dicho monumento demandó veintitrés años de trabajo y fue inaugurado en 1931. Hay, también, una placa en donde figuran los nombres de la oficialidad que acompañó al General.

Fuerte de cobos: Para proteger a Salta de las incursiones de los indios chaqueños, se construyó un fuerte sobre la margen derecha del río Mojotoro, en el valle de Siancas. Al principio, no fue más que un puesto de avanzada ya vigilancia muy modesto; con el paso del tiempo fue adquiriendo importancia hasta constituirse en la llave de la ciudad. Fue declarado Monumento Histórico en julio de 1941.

Cañada la Hoqueta: En la Cañada de la Horqueta, a 34,7 kilómetros de la ciudad, murió el general Güemes el 17 de junio de 1821. Allí, el Club Amigos de la Montaña erigió un monolito en su homenaje.

El Monumento a la Batalla de Salta, más conocido como 20 de Febrero. La obra fue concebida por el arquitecto Torcuato Tasso y recrea a los vencedores coronados de laureles. Algunas de las piezas fundidas en bronce fueron hechas en París (Francia), bajo la supervisión artística de Lola Mora. Una cruz marca el lugar donde fueron sepultados españoles y criollos caídos en la batalla.

Búsqueda personalizada

 
Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:

fun-rss-icon
salares norteApenas un par de salinas del país son conocidas y recorridas por el turismo de manera formal, pero entre el centro-norte de la Argentina y parte del territorio chileno y boliviano se conforma la superficie salina más importante del planeta, con una veintena de espacios visitables. Algunos paseos no tradicionales para tener en cuenta.

“Donde está el sol, luz vertical / arde la tierra, preñada de sal...” canta Horacio Banegas en su chacarera “Guitarra de sal”. No es una pregunta, sino como una afirmación: “Es una mirada, una marca sobre nuestro Santiago (del Estero), donde la tierra es salitrosa, aunque no se vea”, explica el artista. Territorios aparentemente áridos, desolados y apenas interesantes para la foto resguardan historias de intercambios ancestrales, usos todavía caseros y una amenaza latente de la modernidad. Diminutas en el extenso territorio nacional y continental, pero visibles como pecas de un rostro latinoamericano trabajado por los siglos, la veintena de manchas irregulares de sal que se extienden desde el norte argentino hasta Chile y Bolivia van cobrando importancia más allá del turismo. Es en esta región donde se encuentra nada menos que la campiña salina más grande del planeta y, de la mano de ella, la nueva lucha por el litio.

SAL ANCESTRAL En Salta sobre todo, pero también en Jujuy, Córdoba, La Rioja, San Luis, Catamarca y Santiago del Estero, se pueden realizar distintas excursiones turísticas. El recorrido clásico sale de Purmamarca a las Salinas Grandes en Jujuy; la travesía aventurera en 4x4 hacia las Salinas de Antofalla catamarqueñas; las cenas de lujo y hasta casamientos en las cordobesas de San José; el paseo en la soledad reflexiva de las Salinas de Ambargasta, entre Córdoba y Santiago del Estero, donde un cementerio se alza en pleno salar.
Jujuy-Salinas-grandes
En Tucumán también hay dos formas de conocerlas. La primera se da cerca de la capital, en la planta de la firma Celusal, donde la procesan desde los propios ríos subterráneos que corren bajo el suelo de San Miguel. “No trabajamos con rocas salinas sino con salmuera (agua con sal), que corre bajo la tierra y se procesa con aditivos y en piletas para que decanten el carbonato y magnesio. Luego se evapora el agua, y la sal se transforma en un grano pequeño que llamamos sal fina, que se centrifuga, seca y envía a empaque”, explica el ingeniero Paz, jefe de producción del lugar. La otra, más turística y amena, nos acerca a la siempre soleada Amaicha del Valle, en medio de los Valles Calchaquíes, donde un pequeño manchón blanco sigue siendo alimento y punto de reunión de la comunidad que conduce el pueblo.
 Dueños de sus tierras gracias a una cédula que antecede la creación de la Nación Argentina, los amaichanos aún utilizan la sal como otro de sus “yuyos”, para uso doméstico. En este territorio hay un férreo respeto por la Pachamama y las muchas riquezas paisajísticas que afloran de ella, como el río cercano, un bosque petrificado, un desierto barroso y las propias salinas. “Cuando era niño venía con mi padre a buscar la sal con cucharas de albañil. Algunas de nuestras familias y los vecinos de Los Zazos aún se siguen juntando aquí con mesas y sillas, y se arma un gran escenario para asados y festejos. Se llena de niños, mayores y abuelos, y la vichada, como le decimos nosotros a la reunión, se disfruta hasta la noche”, cuenta Sebastián Pastrana, guía nativo que desde los seis años recorre en burro los 18 kilómetros que separan “la sal” del pueblo.

Llegamos al lugar en moto, alternativa ideal para viajes de una sola persona, encarando hacia el sudeste del territorio comunitario, sobre la base del sistema del Aconquija, ladeando un camino marcado y sinuoso pero no difícil. Una media hora después ya comenzamos a ver las manchas blancas sobre esos suelos multicolores. “La sal acá se utiliza para cocinar, gracias a recetas de las abuelas que la disuelven de manera especial, porque es muy fuerte. Medicinalmente sirve para el reuma y dolores de huesos, tanto en hombres como en los animales, a los que se frota con la sal después de golpes o una larga caminata. Incluso la sal aquí es considerada como un elemento de trueque, sobre todo con los vecinos de las cumbres que bajan lanas y carnes. A cambio, nosotros les proveemos sal y vino patero”, cuenta Sebastián. También en vehículos 4x4, y aún mejor a caballo sobre las montañas, la excursión que conduce Pastrana es una invitación a conocer mucho más que un salar, disfrutando desde adentro las vivencias de su comunidad.
La inmensa aridez blanca del paisaje de los salares.
salinas-del-Norte
FEDERALES Cordobesas, santiagueñas, riojanas y catamarqueñas, las Salinas Grandes de San José dejan claro lo arbitrario de los límites políticos. Llegamos a ellas desde la capital cordobesa, tras surcar 160 kilómetros hasta el pueblo de San José por los vaivenes de la ruta 60.

El escenario es fotográficamente sorprendente, pero bastante complejo para la vida. Allí hay unas 750 personas estables, que además de trabajar en las temporadas de sal crían animales o pertenecen a la administración pública del pueblo. “Acá la sal es como el campo. En tiempos de cosecha se gana bien, pero la sequía nos ha maltratado los últimos años. Hay cosechas, pero no son productivas. Igual se sabe ganar, por eso se espera el momento. El pueblo vive de las salinas como de la leña de quebracho, mistol y algarrobo, más o menos”, relata Jorge Rafael Rodríguez, un empleado público que en tiempos de “cosecha” toma su pala y parte a hacer la diferencia. El Estado ha separado prolijamente las salinas en parcelas, y así cada tramo es explotado por un sector, aunque en general su destino es el mismo: en la industria de la curtiembre y para la producción de aceitunas. Rodríguez cuenta que hay dos firmas grandes trabajando, La Sisal y Susisal. La última tiene una fábrica en Deán Funes, desde donde la transportan a Buenos Aires para su uso como sal de mesa.

Al ser un suelo inestable, los camiones y carros no pueden utilizarse sino sobre los límites del salar: el trabajo duro, con el salitre hasta las rodillas y pala en mano, se da en un pantano blancuzco cada temporada, hacia junio, julio y agosto. “Se intenta levantar entre 30 y 40 mil kilos por campaña. El trabajo es sacrificado y uno termina molido, pero por ahí en 10 días sacás unos $1200, que es una platita linda. Por eso suele haber 150 personas trabajando por jornada”, concluye Rodríguez. Parados en medio de ese mar blanco calmo, los carros oxidados conforman un escenario surrealista, con vías que se funden en el cielo. Alejadas de la zona estrictamente productiva, varias empresas de alta gama ofrecen excursiones en 4x4 que incluyen campamentos, deportes de aventura y coquetos casamientos bajo la luna sobre una superficie que alcanza 9000 kilómetros cuadrados, y que, sumada a las casi inmediatas Salinas de Ambargasta y otras sales adyacentes, llega a los 30.000.

A las salinas de Amaicha se puede ir a caballo, en 4x4 o en moto con Sebastián Pastrana.
salares amaicha
ORO DEL FUTURO. Como viejos trozos de mar “atrapados” por los movimientos de placas en condiciones climáticas determinadas (altitud, presión, humedad, régimen de lluvias), o como producto de vertientes y afluentes de aguas saladas subterráneas que irrumpen en la superficie, los salares descansan desde hace miles de años en territorios que están al alcance del turismo con muchas posibilidades de desarrollo. Las propuestas son variadas: desde acercarse a la gente que vive y trabaja de manera artesanal moldeando figuras de llamas y casitas con la propia sal, hasta levantar casas reales con los ladrillos comprimidos de sal y barro. Pero lo conocido de la sal, que hasta no hace mucho fue la conservación de alimentos, la utilización para fabricación de celulosa (papel), el curtido de cueros, la creación de soda cáustica y su aplicación en fertilizantes y en la industria medicamentos, ha quedado atrás. Hoy se introduce en una nueva discusión por la tierra a razón de uno de sus componentes: el litio. Extraído cada vez con más asiduidad como fuente de energía para pilas y baterías, ha despertado la voracidad de grandes empresas multinacionales.

Hace poco la industria automotriz encontró cómo utilizar su energía, que se postula como reemplazo de los hidrocarburos. Según la revista de finanzas Forbes, bajo esa mirada el “triángulo del litio” que va del norte de la Argentina y Chile hasta el sur boliviano integra parte de la “Arabia Saudita del litio”. Juntos, los tres países poseen el 85% del litio mundial, lo que ha despertado el interés de mineras y automotrices canadienses, estadounidenses, japonesas y australianas. Como contara hace unos meses en este mismo diario el periodista Darío Aranda, asiduo visitante de comunidades originarias, un conjunto de kollas presentó una medida cautelar ante la Corte Suprema de Justicia pidiendo –en base a derechos vigentes en la ley argentina– frenar la actividad minera en la zona. La minería del litio forma parte de un modelo de extracción de recursos naturales que, a diferencia de la metalífera de gran escala, no se vale de la voladura de montañas ni del uso masivo de explosivos y cianuro, pero sí del gran uso de agua en una región de extrema sequía.
salares norte1
fuente: Pagina12
Búsqueda personalizada

Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:
fun-rss-icon
copo_logoEl Parque Nacional Copo se ubica en el extremo nordeste de la provincia de Santiago del Estero, Argentina. 

Fue creado en 1998, aunque la zona era un área protegida desde 1968 bajo la forma de Reserva Natural; y a partir de 1993 como Parque Provincial

Posee 114.250 ha, que serán ampliadas mediante el anexo de un Parque Provincial.

El Parque representa un área de conservación para el quebracho colorado santiagueño, cuyos bosques han sido talados en forma indiscriminada durante el siglo XX, para la obtención de madera y de tanino. 

copo_mapaMás del 60 % de los bosques de quebracho se perdieron debido a la tala y el pastoreo, que no permite su renovación. 

También protege especies animales en peligro de extinción, como el yaguareté, el tatú carreta, el oso hormiguero grande, el loro hablador y el chancho quimilero.

El Parque Nacional Copo se destaca por su alto valor en biodiversidad, buen estado de conservación, escasa ocupación humana, y por su potencial de ampliación.

El clima del Parque es subtropical cálido, con mayores precipitaciones durante el verano.

No posee infraestructura para recibir visitantes, aunque se puede acampar. Existen paradores en donde puede alojarse; es recomendable comunicarse con el Guardaparques en Los Pirpintos. La sede de la Administración de Parques Nacionales se encuentra en construcción en la localidad de Pampa de los Guanacos.
 

CONTACTOS:

Estafeta Postal Los Pirpintos (3712)
Dto. Copo. Stgo. del Estero
Te. (03841) 15669206
drnoa@apn.gov.ar
Delegación Técnica Regional Noroeste (NOA)
Santa Fe 23
(4.400) Salta
Salta, República Argentina
Teléfono: (038) 7-4310255 y 7-4312683.
parques@ciunsa.edu.ar

Administración de Parques Nacionales
Av. Santa Fe 690 C1059ABN
Buenos Aires, República Argentina
Tel: (011) 4311-6633/0303
informes@apn.gov.ar

http://www.oni.escuelas.edu.ar/2002/santiago_del_estero/madre-fertil/imagenes/SE/copo.gif

Fitogeografía

La región chaqueña cubre gran parte del norte de Argentina y tiene dos subregiones
  • el Chaco Seco
  • el Chaco Húmedo
Tº veraniegas superiores a los 43 °C y escasas fuentes de agua, albergando una variedad grande de especies como el Tatú Carreta, el Chancho Quimilero (un raro pecarí, identificado en 1974, conocido así por alimentarse del fruto del quimil), el Tamanduá u Oso Melero (un edentado, parecido al oso hormiguero pero más pequeño, vive en los árboles y se alimenta de insectos y de miel), el Oso Hormiguero Grande y el Yaguareté.

Si bien los Pumas del Chaco húmedo se consideraban extinguidos, en 2000, indican su presencia en el Parque Nacional Río Pilcomayo, en sectores al oeste del área protegida y en zonas del Este chaqueño. Es posible que se trate de espécimenes en tránsito desde Paraguay.

La situación del Yaguareté en esta provincia fitogeográfica es la menos conocida de todas. No existen grandes áreas protegidas interconectadas y menos aún correctamente implementadas, el ritmo del desmonte es abrumador, acompañado por una situación social al límite que en gran medida se abalanza hacia los cada vez más escasos bosques nativos en busca de recursos que generen ingresos para subsistir, como sucede en casi todas la áreas en donde aún es posible encontrar Jaguares en Argentina.

El Parque Nacional Copo, 114.250 ha de bosques de quebracho, con una reserva provincial lindante que sumarían 170.000 ha protegidas, pueden ser muy útiles.

Cabe destacar que para contrarrestar la falta de conexión entre las áreas protegidas de la región, se está llevando adelante un proyecto para la creación de corredores de conservación en todo el Chaco argentino. Estos corredores disminuirán el nivel de aislamiento actual de las áreas protegidas, aportando así a la conservación de la biodiversidad y a su vez, mejorarán la calidad de vida de los habitantes de la región. Uno de los corredores previstos unirá el Parque Nacional Copo con la Reserva de Biosfera Teuquito (81.000 has.), en la provincia de Formosa, incluyendo al Parque Provincial Fuerte Esperanza y a la Reserva Natural Loro Hablador en la provincia del Chaco.

El parque nacional Copo se ubica en el extremo nordeste de la Provincia de Santiago del Estero, Argentina.
Fue creado en 1998, aunque la zona era un área protegida desde 1968 bajo la forma de Reserva Natural Provincial; y a partir de 1993 como Parque Provincial.

El Parque representa un área de conservación para el quebracho colorado santiagueño, cuyos bosques han sido talados en forma indiscriminada durante el siglo XX, para la obtención de madera y de tanino.
Más del 60 % de los bosques de quebracho se perdieron debido a la tala y el pastoreo, que no permite su renovación.

También protege especies animales en peligro de extinción, como el yaguareté, el tatú carreta, el oso hormiguero grande, el loro hablador y el chancho quimilero.

El clima del Parque es subtropical cálido, con mayores precipitaciones durante el verano.

No posee infraestructura para recibir visitantes, aunque se puede acampar. Existen paradores en donde puede alojarse; es recomendable comunicarse con el Guardaparques en Los Pirpintos. La sede de la Administración de Parques Nacionales se encuentra en construcción en la localidad de Pampa de los Guanacos.

Temperaturas veraniegas superiores a los 43 °C y escasas fuentes de agua, albergando una variedad grande de especies como el tatú carreta, el chancho quimilero (un raro pecarí, identificado en 1974, conocido así por alimentarse del fruto del quimil), el tamandúa u oso melero (un edentado, parecido al oso hormiguero pero más pequeño, vive en los árboles y se alimenta de insectos y de miel), el oso hormiguero grande y el yaguareté.
Si bien los pumas del Chaco húmedo se consideraban extinguidos, en 2000, indican su presencia en el Parque Nacional Río Pilcomayo, en sectores al oeste del área protegida y en zonas del Este chaqueño. Es posible que se trate de especímenes en tránsito desde Paraguay.

La situación del yaguareté en esta provincia fitogeográfica es la menos conocida de todas. No existen grandes áreas protegidas interconectadas y menos aún correctamente implementadas, el ritmo del desmonte es abrumador, acompañado por una situación social al límite que en gran medida se abalanza hacia los cada vez más escasos bosques nativos en busca de recursos que generen ingresos para subsistir, como sucede en casi todas la áreas en donde aún es posible encontrar jaguares en Argentina.














Búsqueda personalizada
www.zanox.com

Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:
Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:
fun-rss-icon

Ultimos artículos publicados

Mi Ping en TotalPing.com Más tráfico para tu blog follow us in feedly