aves silvestres, argentina, birdwatching, jujuy salto encantado, Misiones, cataratas, recursos naturales cuyo, arte rupestre tag foto 4 memoria, sitios, dictadura militar puerto madryn, delfines, patagonia patagonia, vinos misiones, selva, cataratas Buenos Aires, monumentos, turismo, tango América Latina, legados, política

Nike admite la explotación de trabajadores en sus plantas en Indonesia y otros países asiáticos.

Es una vieja acusación pero nunca había sido admitida tan abiertamente. Nike, el primero en ventas mundiales de calzado deportivo, ha reconocido la veracidad de un informe que refleja la explotación a la que son sometidos sus trabajadores en sus plantas en Indonesia y otros países asiáticos.

En este estudio, los trabajadores, que reciben una paga de un dólar al día, se quejan de tener que limpiar los servicios y correr alrededor de las instalaciones como castigo por llegar tarde. Pero lo más escandaloso es la sumisión sexual a la que se ven abocadas las trabajadoras por parte de los jefes. El 85 por ciento de los empleados son mujeres con un promedio de edad inferior a los 23 años. Se especifica, además, que los empleados de nueve plantas de producción están obligados a trabajar más horas de las permitidas legalmente y no tienen acceso a cuidados médicos.

Más de 4 mil empleados han sido entrevistados por los investigadores de la Global Alliance for Workers and Communities, una agrupación estadounidense de varias organizaciones y empresas entre las que se incluye Nike. La respuesta de Nike ha sido contundente: empezará inmediatamente a mejorar las condiciones de sus asalariados indonesios.

"Desde luego que nos molestan los resultados obtenidos, pero eso era precisamente lo que queríamos averiguar", ha declarado la portavoz de la compañía, Maria Eitel. También ha anunciado que se pondrá en marcha un entrenamiento especial de los managers para asegurar que se cumplan las leyes en cuestión de salarios y de bajas por enfermedad.

Pero el anuncio no ha convencido a los miembros de las organizaciones que desde hace años combaten y denuncian este tipo de prácticas. Quizá recuerden lo ocurrido en otras ocasiones. En 1997 el diario The New York Times revelaba que las mujeres que producen una línea de Nike en Vietnam estaban siendo expuestas a un producto químico tóxico (el tolueno) en una proporción 117 veces superior a lo aceptable según la Organización Mundial de la Salud. Enseguida, Phil Knight, dueño de la empresa, anunció desde su mansión de Oregón que se tomarían todo tipo de medidas para que "nuestros trabajadores respiren el aire lo más puro posible". La promesa no tuvo efecto y en los dos últimos años se han cursado más de dos centenares de denuncias en el mismo sentido.

Lo que realmente parece estar detrás del presumible cambio de postura de Nike es el daño que le están haciendo las campañas mundiales en contra de la explotación. La presión ejercida por algunas universidades en Estados Unidos ha sido definitiva. Estas han amenazado con dejar de comprar prendas de vestir de compañías cuyos trabajadores estén empleados en condiciones de explotación. Nike suministra ropa deportiva a 14 universidades en Estados Unidos, entre ellas la de Michigan y la Berkeley, en California.

Antes se han sucedido las movilizaciones de todo tipo en los cinco continentes, como el Primer Día Internacional de Acción Solidaria con los Trabajadores de Producción de Nike que se organizó desde Canadá en 1997. Hace unos meses cientos de aficionados al fútbol protestaron para que la selección portuguesa no llevase en sus camisetas el polémico logotipo por las denuncias de semiesclavitud en sus fábricas.
Ante tanto revuelo, los gerentes de Nike Europa han tenido que reconocer que sería imposible producir las famosas prendas en países como Bélgica, Luxemburgo u Holanda "ya que el costo se elevaría muchísimo debido a la mano de obra más cara".

Nike encabeza el mercado de la industria del calzado deportivo, llegando a dominar el 37 por ciento de él. La multinacional gasta más de mil millones de dólares al año en publicidad y con el salario mensual de sus ejecutivos y estrellas (Phil Knight cobra más de 75 millones de dólares al año y Michael Jonhson más de 20) se podrían pagar miles de salarios anuales de esa mano de obra esclava. En 1999 la empresa tuvo ingresos por más de 10 mil millones de dólares. Una empleada de Nike tendría que trabajar dos o tres meses para comprar un par de zapatillas de las que ella fabrica, o 98.600 años para alcanzar las ganancias anuales de Knight.

La organización medioambiental Greenpeace ha presentado su último informe 'Trapos sucios'. En él revela que existen vínculos comerciales entre una serie de marcas internacionales de ropa como Adidas, Nike o Li-Ning con dos fabricantes chinos responsables de vertir sustancias químicas peligrosas en importantes ríos de China como el Yangtzé o el Perla.

La investigación estudió la contaminación tóxica del agua en China,concretamente en dos de los miles de complejos industriales que hay en el gigante asiático. Greenpeace ha detectado sustancias químicas en los vertidos de dichas fábricas ubicadas en los deltas de los ríos. También han desvelado que existen relaciones comerciales entre el grupo español Cortefiel y una de estas fábricas, concretamente con la de Youngor.

Esta práctica que no sólo afecta al país asiático supone una grave amenaza para la biodiversidad y la salud de las personas. No obstante, Nike y Adidas no son los únicos de la lista: Li Ning, Abercrombie & Fitch, Bauer Hockey, Calvin Klein, Converse, Cortefiel, H&M, Lacoste, Phillips-Van Heusen Corporation y Puma, e incluso marcas chinas como Meters/bonwe y Youngor también engrosan la lista.


'Trapos sucios' es la continuación de otra publicación reciente de la ONG titulada 'Consecuencias ocultas', que 'inauguró' la denuncia del impacto de la contaminación industrial en los ríos de todo el mundo. Paralelamente a la presentación del estudio, activistas de Greenpeace desplegaron una pancarta con el mensaje 'Detox' en la puerta principal de la tienda Adidas más grande del mundo situada en Beijing, para pedir a estas empresas que se conciencien.

El desafío 'Detox'.


En su web, Greenpeace amplía detalles acerca del desafío 'Detox', palabra que traducida al español significaría desintoxicación. Sin embargo, en un ejercicio de creatividad, los responsables del vídeo que se puede ver en su página web, han remplazado la letra equis por un carácter en chino, que traducido significa agua, el 'kit' de la cuestión.

El desafío Detox forma parte de una campaña de concienciación lanzada por Gla organización que, según afirma Sara del Río, responsable de Tóxicos de Greenpeace en España, insta "especialmente a las marcas líderes Adidas y Nike, que tomen la iniciativa, y que utilicen su influencia en su cadena de suministro para lograr este fin".

La organización invita a todas las marcas a que 'descontaminen' su cadena de suministro y sus productos y defiendan un futuro sin tóxicos. Para ello, y bajo el lema 'Desafía a Nike y a Adidas a que eliminen los químicos y limpien nuestras aguas' la organización promueve una campaña de concienciación en la que el 'premio' es convertirse en el "campeón de un futuro libre de tóxicos".

Peligrosos vertidos.

Algunas de las sustancias químicas detectadas en las muestras incluyen disruptores hormonales que además son persistentes y bioacumulativas, y, que a largo plazo plantean amenazas para el medio ambiente y la salud humana.

Las muestras recogidas evidencian la presencia de vertidos tóxicos contaminantes que además, de llegar a acumularse en nuestros océanos, atmósfera y cadenas alimentarias pueden afectar a la fauna. Han sido detectados en los organismos de pájaros, peces, ballenas, osos polares e incluso en leche materna humana. La organización destaca que se trata de un problema global.

Un desafío global.

La organización anima a las empresas a unirse al cambio empezando por modificar el proceso productivo promoviéndo la selección de proveedores, el diseño de sus productos y el control del producto final. Espera que se conviertan en defensoras de un futuro sin tóxicos adoptando políticas integrales de gestión de productos químicos que permitan reducir y eliminar sistemáticamente las sustancias más peligrosas.

"Nuestros resultados hacen una instantánea del tipo de productos tóxicos que la industria textil vierte a los ríos y otros cursos de agua en todo el mundo y que son indicativos de un problema mucho mayor que está teniendo graves consecuencias, a largo plazo y de gran alcance para las personas y la vida silvestre", declaró Martin Hojsik, coordinador de la campaña de Tóxicos de Greenpeace Internacional.

Teniendo en cuenta que algunas de estas marcas promueven lemas como 'Just do it', 'Impossible is nothing' y 'Make the Change', el reto no puede ser imposible.
Búsqueda personalizada
www.zanox.com

Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:

3 comentarios:

  1. Nike cuenta con numerosas denuncias de explotación infantil en la fabricación de sus productos, principalmente en Indonesia. En 2004 se calculó que en el mundo 204.000.000 de niños trabajaban pero no iban a la escuela. Nike es un coloso fabricante de indumentaria deportiva con sede en la ciudad de Oregon. Desde 1984 NO produce en EE.UU., y cuenta con 9.000 empleados directos ( principalmente abocados al diseño ) y 75.000 indirectos, mayormente de las fábricas a su servicio tercerizadas de otros países tercermundistas. También se estimó que con el 1 % anual que invierte en publicidad podría sacarse de la indigencia a 10.000 indonesios que trabajan para la corporación.

    ResponderEliminar
  2. El 99% de las zapatillas deportivas NIKE se fabrican en países de Asia. En los últimos años ha cerrado cerca de 20 empresas buscando pagar los salarios más bajos posibles. Actualmente han trasladado su producción a zonas donde se paga menos como China, Indonesia o Tailandia.



    Los contratistas que dirigen las fábricas en Indonesia y China no se preocupan de las leyes laborales ni de los mínimos saláriales. De acuerdo a los datos que facilita la Fundación Made in USA. En la fabricación de las zapatillas se emplea mano de obra infantil con edades que rondan los 11 años y con un sueldo de 18 pesetas minuto.

    ResponderEliminar
  3. Los salarios que paga NIKE en Indonesia a todos sus trabajadores no llegan a los 20 millones de dólares. Esta cifra es inferior al contrato que tienen famosos, como MichaelJordán para publicitar sus productos.

    El coste de trabajo para NIKE por fabricar unas zapatillas no alcanza las 100 pesetas por par. El precio de venta de unas zapatillas en España es de unas 15000 pesetas.

    ResponderEliminar

Ultimos artículos publicados

Mi Ping en TotalPing.com Buzzear (AR) Agrega tu blog sin espera Paperblog mytasteesp.com
Más tráfico para tu blog