aves silvestres, argentina, birdwatching, jujuy salto encantado, Misiones, cataratas, recursos naturales cuyo, arte rupestre tag foto 4 memoria, sitios, dictadura militar puerto madryn, delfines, patagonia patagonia, vinos misiones, selva, cataratas Buenos Aires, monumentos, turismo, tango América Latina, legados, política

La ruta 40 explicada tramo a tramo: tramo centro.

Continuamos con la mítica ruta 40. Uno de los circuitos más atrapantes de la Ruta Nacional 40, que recorre más de 5 mil kilómetros de la Argentina, es el que atraviesa la región de Cuyo.

Las provincias de Mendoza, La Rioja y San Juan, sorprenden al viajero con los mejores Malbec del país, el Parque Nacional Talampaya y el Valle de la Luna.

En la ruta se han hecho pocas obras de pavimentación hasta que ésta recibió un impulso en el año 2004 en su condición de destacado producto turístico nacional, lo que permitió asignarle fondos para su reforma y acondicionamiento. En 2006 la ruta estaba pavimentada en un 48%, especialmente gracias a las obras ejecutadas en Santa Cruz y a los cambios efectuados en el recorrido, que aprovecharon rutas ya asfaltadas próximas a la cordillera andina.

Neuquén y Río Negro son las únicas provincias cuyos tramos están totalmente pavimentados, en tanto que el recorrido por Salta y Jujuy posee pocos trechos con pavimento.

infografia_ruta_40_cuyo

Tramo centro.

Mendoza.

  • El portal de ingreso al circuito mendocino es la localidad de Malargüe, un área de gran riqueza geológica y arqueológica, reconocida como uno de los centros de vulcanismo más grandes del planeta. Como Capital del Turismo Aventura, ofrece actividades de andinismo, rafting, cabalgatas, escalada y deportes blancos. Desde allí, se visita la Caverna de las Brujas, el complejo invernal Las Leñas, las Reservas Laguna Llancanelo y La Payunia, y el complejo astrofísico Pierre Auger.
  • La siguiente localidad importante, en cercanías de la Ruta 40, es San Rafael, escenario ideal para mountain bike, windsurf, kayak, buceo, pesca deportiva, parapente y rappel. Entre las opciones recomendadas para excursiones se encuentran Valle Grande; Cañón del Atuel; El Nihuil; y, en plena cordillera, Laguna El Sosneado, la Cueva del Indio y las ruinas de un antiguo hotel termal.
  • Al retomar nuevamente la Ruta 40, el camino pasa por Chilecito y San Carlos hasta llegar a Tunuyán, en pleno Valle de Uco, principal productor mendocino de peras y manzanas.
  • El próximo destino de importancia es Luján de Cuyo, ubicada a tan sólo 18 kilómetros de la Capital provincial, una de las zonas de viñedos y olivares más importantes de Mendoza. Los paseos tradicionales son el Museo Americanista, la peatonal San Martín, el Parque Costero, el Dique Cipoletti y la Iglesia Nuestra Señora de Luján de Cuyo.
  • La última ciudad, casi en el límite norte de la provincia, es Mendoza Capital, una de las cabeceras que lideran la Ruta del Vino en Argentina, con más de 50 bodegas. El destino tiene más de medio siglo de historia y ofrece al viajero actividades para todos los gustos, desde circuitos religiosos hasta deportes de alta montaña, esquí y rafting. En los alrededores se encuentran Villavicencio, complejo invernal Penitentes, Puente del Inca, termas de Cacheuta, Potrerillos, cerro Aconcagua, paso fronterizo Cristo Redentor y Vallecitos.

San Juan.

  • Las primeras localidades sanjuaninas son Sarmiento y Villa Media Agua, a ambos lados de la Ruta 40, ideales para el descanso y la degustación de gastronomía regional.
  • En dirección norte continúan Villa Santa Rosa; Caucete, conocida por sus plantaciones vitivinícolas y el sitio arqueológico Baño del Indio; Santa Lucía, la más cercana a la Capital provincial; Rivadavia, recomendada para los amantes de la naturaleza por albergar la Quebrada del Zonda; y Zonda, rodeada de sierras, ríos y valles que invitan a travesías de rafting, escalada y pesca.
  • De regreso al camino aparece San Juan Capital, con una importante infraestructura de servicios, paseos históricos y bodegas destacadas.
  • En Ullum hay excursiones arqueológicas, antiguos baños termales, reservas naturales, áreas para la práctica de deportes náuticos y diversas opciones de turismo aventura.
  • El camino continúa hacia el norte por Talacasto, Mogna, Tucunuco y Puerta del Agua, hasta llegar al cruce de la Ruta Nacional 150 que conduce al viajero hasta San José de Jáchal.
  • Desde allí, uno de los apartados recomendados es Rodeo, sede del Dique Cuesta del Viento, una de las mecas argentinas del windsurf por la intensidad de los vientos y el microclima reinante; y, el otro es Huaco, un antiguo pueblo dedicado a la producción de ajos y cebollas, donde se encuentra un histórico Molino de Agua que funciona como atractivo turístico.
  • Hacia el este provincial, resulta imperdible una visita al Valle de la Luna, por su riqueza geológica y paleontológica. Allí, está plasmado el período Triásico de la Era Mesozoica, que comenzó hace unos 280 millones de años. Es uno de los yacimientos de fósiles de dinosaurios más importantes del mundo, con un circuito de 41 kilómetros que se realiza con guías y dura alrededor de tres horas.

La Rioja.

  • Los primeros destinos riojanos que recorre el camino son Villa Unión, Pagancillo y Villa Castelli, desde los cuales se accede al Parque Nacional Talampaya, 215.000 hectáreas habitadas hace millones de años por los dinosaurios más antiguos de la tierra. Creado en 1975, conserva importantes yacimientos paleontológicos y arqueológicos.
  • Desde Villa Unión una de las aventuras imperdibles es el camino a Laguna Brava, un espejo de agua que se encuentra a 4.200 metros de altura, al pie de los volcanes Pissis (6.8889 metros) y Bonete Grande, entre los más altos del mundo.
  • El siguiente gran atractivo natural de La Rioja es la Cuesta de Miranda, un camino de cornisa de 12 kilómetros que exhibe increíbles panorámicas de la región.
  • La cuesta desemboca en Chilecito, destino ideal para el turismo rural, de aventura, minero y geológico, al pie del macizo de Famatina. Entre los sitios imperdibles para visitar están las antiguas minas de oro La Mexicana y las Tamberías del Inca. Desde allí, se accede a Villa Sanagasta y La Rioja Capital.
  • La Ruta 40 continúa luego por Famatina, uno de los pueblos diaguitas más importantes de la región con actividades de trekking, cabalgatas, pesca, aladeltismo, parapente, safaris fotográficos y travesías en 4×4.
  • Finalmente, San Blas de los Sauces da cierre al circuito centro con balnearios naturales y arroyos para dar lugar a pocos kilómetros a la provincia de Catamarca, donde comienza el tramo Noroeste de la Ruta Nacional 40.

Datos útiles

  • La Ruta Nacional 40 y los caminos provinciales mencionados se encuentran generalmente en buen estado. Sin embargo, es aconsejable chequear las condiciones antes de cada salida.
  • Para el circuito por Cuyo, los meses predilectos son los de invierno por las altas temperaturas.
  • Para las áreas de ripio se recomienda aumentar la presión del inflado en gomas (de 28 a 32 libras aproximadamente), y la velocidad no debe superar los 70 kilómetros por hora.
  • El circuito clásico en Valle de la Luna cuesta U$S 17, los recorridos en bicicleta 10 y el circuito del amanecer 15. De abril a septiembre está abierto de 8 a 16, y de octubre a marzo de 8 a 17.
  • En el Parque Nacional Talampaya la entrada general vale U$S 10 y para familias hay descuentos. Las excursiones varían entre U$S 20 y 32.

Si te ha gustado el artículo inscribete a mi feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:

news1

0 comentarios:

Publicar un comentario

Ultimos artículos publicados

Mi Ping en TotalPing.com Buzzear (AR) Agrega tu blog sin espera Paperblog Subscribe using FreeMyFeed mytasteesp.com