aves silvestres, argentina, birdwatching, jujuy salto encantado, Misiones, cataratas, recursos naturales cuyo, arte rupestre tag foto 4 memoria, sitios, dictadura militar puerto madryn, delfines, patagonia patagonia, vinos misiones, selva, cataratas Buenos Aires, monumentos, turismo, tango América Latina, legados, política

Un oficio al ritmo de las mareas.

Los pobladores del delta del Tigre, en particular los que viven cerca de la desembocadura del Río de la Plata, tienen una relación íntima con las mareas.

Conocen sus señales, la perciben y hasta las padecen.

Una repentina, imprevista, subida del agua puede desatar un caos. De esto conoce mucho Javier Altschuler, curtido habitante del delta y encargado de elaborar en forma artesanal los carteles de madera de cedro que decoran las fachadas de los locales de Cardón en todo el país.

Javier vive con su mujer y cuatro hijos a orillas del río San Antonio, a tres kilómetros de la desembocadura del Río de la Plata. Sus hijos van a la escuela que funciona sobre el Río Sarmiento a cinco kilómetros de su casa, por el río.

Todas las mañanas una lancha de la escuela pasa a buscar a los chicos. Cuando parten, Javier ya está trabajando en su taller, un tinglado abierto levantado con postes de palmera y chapa, a pasos de su casa y a pocos metros del río. Javier dice que vive atento a las mareas: "las normales suceden cada tres meses, pero pude llegar en cualquier momento y si no estás listo en tres horas puede subir el agua y te lleva todo. Viento sudeste y luna llena son señales muy probables de que habrá subida".
 
Carpintería artesanal es el nombre que le da Javier a su oficio, y sus manos callosas, señaladas por el uso de mazas, gubias y formones, lo reafirman. Cuenta que usa el cedro para elaborar los carteles de Cardón porque "es una madera noble, relativamente liviana y resistente", y así describe los secretos de su oficio: "cada cartel es diferente, porque las maderas son distintas en las vetas y en la dureza por más que sean de un mismo árbol.

En el tallado que representa el ochenta porciento del trabajo, uno acompaña las vetas a medida que va avanzando. Las manos se van acomodando y no es algo que podés pensar, te vas dando cuenta por donde ir". Para hacer un cartel grande de Cardón (150 kilos de peso, y mide 7,25 metros de largo por 1,25 de ancho), Javier cuenta que trabaja una semana: Elección y ensamblado de tablones, diseño y dibujo del cartel sobre la madera, tallado, tintura y barnizado son las etapas que se van sucediendo hasta culminar el trabajo. Después será una lancha la que transporte el cartel, o hasta el uso más precario de una piragua si el cartel es más chico (4 o 5 metros de largo por 0,80 de ancho). Siempre atento a las mareas. Siempre prevenido a la luna llena y a los vientos del sudeste.


Búsqueda personalizada

 
Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:

fun-rss-icon

0 comentarios:

Publicar un comentario

Ultimos artículos publicados

Mi Ping en TotalPing.com Buzzear (AR) Agrega tu blog sin espera Paperblog mytasteesp.com
Más tráfico para tu blog